Malla Hércules: qué es y para qué sirve

5 Ago, 2016 | Enrejados

La colocación de enrejados y vallas metálicas es típica para el cerramiento de fincas, chalets, centros residenciales e industriales, así como de espacios verdes que tienen que estar protegidos.

Dependiendo de si los cerramientos son de gran tamaño o de menor tamaño, tendremos un acabado menos o más sutil. Por ejemplo, para naves industriales, parques, etc., usaremos un tipo de malla metálica más económica de simple torsión, mientras que si hablamos de un chalet, es conveniente un acabado más elaborado como el que ofrece la valla Hércules.

 

Cerrar fincas con paneles de malla electrosoldada

Cerrar fincas con paneles de malla es el mejor recurso para los cerramientos de parcelas o de zonas cuyo paso debe ser restringido al público. Es mucho mejor que otros tipos de paneles menos resistentes o que nos imposibiliten ver a través de ellos, como los de pladur.

La malla Hércules está compuesta de paneles constituidos por varillas de acero galvanizado cuyo grosor suele alcanzar los 5 mm y el cuadrado de malla, según el fabricante, suele oscilar entre los 200/500 mm y 50 x 50 mm en los pliegues que son de refuerzo.

Asimismo, dependiendo del fabricante, tiene puntas defensivas que pueden ser usadas hacia arriba o hacia abajo indistintamente en un lado del panel. Sus acabados también varían, pueden ser con recubrimiento plastificado en poliéster.

Los paneles Hércules de las vallas metalicas electrosoldadas se fabrican con alambres de diferentes grosores según el modelo. Suelen recibir un tratamiento específico contra la corrosión por medio de un baño de acero galvanizado sentzimir, más conocido por “galvanizado en caliente”.

Mediante este galvanizado se reviste al material con 40 gramos por cada metro cuadrado de malla. Luego se procede a su plastificación mediante el procedimiento de fosfatación microcristalina de poliéster. Se le confiere un espesor mínimo de 100 micras. Este acabado de la valla Hércules permite que durante 10 años no les tengamos que hacer ningún retoque por signos de oxidación o envejecimiento.

Existen muchos modelos de vallas metálicas Hércules, todos ellos adaptados a la casuística que requiramos. El modelo estándar acostumbra a tener las dimensiones de entre 2,5 y 3 metros de longitud por 0,6 a 2,42 metros de altura. Los huecos interpuestos que dejan los alambres interpuestos son de 200 x 55 mm.

La colocación de la malla Hércules es muy sencilla, lo que ayuda a economizar tiempo y dinero. Pero lo más interesante es que, a diferencia del sistema de enrejado tradicional de simple torsión que requiere de una variada cantidad de postes de diferentes clases (de arranque, jabalcones, intermedios, tomapuntas y centrales), el sistema de malla Hércules solo emplea un tipo de poste que se coloca tan solo mediante abrazaderas y tornillos.

Esperamos que te haya servido de ayuda, aún así si te surge cualquier duda, ponte en contacto con nosotros 😉

Compartir en...

Ver artículos sobre:

Pedir Presupuesto