Barbacoas de granito o piedra y su mantenimiento

31 Ene, 2019 | Granito

En las barbacoas de piedra encontramos uno de los mejores usos del granito, y es que pocas cosas hay más agradables durante el fin de semana que disfrutar con tus familiares y amigos de unos buenos manjares preparados a la brasa.

Barbacoas de interior o de exterior

Normalmente, cuando pensamos en este tipo de estructuras, nos vienen a la cabeza barbacoas para terrazas o jardines. Es normal, pues es cierto que la producción de humo en este tipo de eventos no es poca, por lo que hace falta una buena ventilación. No obstante, es posible que tú no dispongas de estos espacios en casa.

Si es tu caso, siempre puedes optar por planchas de piedra que se calientan y sobre las que puedes preparar la comida. Es cierto que la elaboración es mucho más lenta y probablemente tendrás menos espacio que en una barbacoa de obra, pero es una buena opción si solo cuentas con espacios interiores.

Barbacoas rusticas y muchos más diseños

Las barbacoas de piedra suelen asociarse con un estilo rústico y tradicional. Es cierto que muchas veces es así, y es que solo tienes que pensar en las barbacoas de obra que seguro que ya conoces. Sin embargo, actualmente hay muchos diseños diferentes: en el suelo, circulares y muchos más.

Tienes barbacoas modernas que puedes adquirir si la decoración de tu hogar sigue un estilo más contemporáneo. Al fin y al cabo, se trata simplemente de que elijas la que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.

Limpieza y mantenimiento de las barbacoas de piedra

Lo primero que has de hacer para limpiar tu barbacoa de piedra es esperar a que se apaguen las brasas y se enfríen. Luego empieza lavando la parrilla, para lo que usarás agua y jabón. Lo que puedes hacer es ponerla en remojo con agua caliente y un poco de lavavajillas antes de empezar a frotar, ya que así te será más fácil retirar la grasa.

Vamos con la limpieza de la piedra. Tendrás que recoger la ceniza con un cepillo, tirándola en un cubo de metal o una maceta, siempre de cerámica. Ten en cuenta que no debe haber riesgos si queda algún resto más caliente de la cuenta. Después frota la barbacoa con agua y jabón para quitar lo que pueda quedar.

Para quitar la capa de hollín que se formará con los usos tienes varias opciones. La más rápida es usar agua a presión, pero no subestimes su fuerza y ve con cuidado, ya que de lo contrario podrías llegar a crear grietas.

Ya sabes cómo hacer un correcto mantenimiento de las barbacoas de piedra. Ahora solo te falta escoger la que mejor se adapte al resto de tu decoración.

Compartir en...

Ver artículos sobre:

Pedir Presupuesto